¿Por qué las compañías no pueden darse el lujo de no subirse al carro del Internet de las Cosas (IoT)?

comentarios

0

El Internet de las Cosas (IoT) es una tecnología pionera del futuro que transformará las dimensiones del espacio de trabajo y los procesos industriales, estableciendo nuevos paradigmas. El IoT permitirá que muchas tecnologías evolucionen y hará que muchas tecnologías actuales pasen de moda.

Esta es la principal razón por la que las compañías, incluyendo las mega-corporaciones y los start-ups, están ansiosas de abrazar la revolución del IoT y están invirtiendo recursos en investigación relacionada al IoT. Las compañías comprenden el hecho que el precio de ser dejado atrás en la era de la Inteligencia Artificial (AI) y el IoT será demasiado abrumador, y por ende están dispuestas a incorporar AI, invertir en investigar sobre ello y hacer que su fuerza de trabajo se familiarice con ello.

Veamos algunas de las principales razones que proporcionarán un ímpetu para una rápida adopción del IoT, a medida que el factor de la ubicación se extiende cada vez más y se lo necesita cada vez más en diversos campos.

Tecnología de la ubicación

A medida que la ubicación se vuelve uno de los más importantes componentes de todo, desde publicidad dirigida, pasando por la entrega de servicios, hasta la navegación, el confiar cada vez más en la tecnología de la ubicación otorgará un motivo imperativo para adoptar el IoT. La tecnología de la ubicación será esencial en el caso de los dispositivos interconectados.

La era de la cuarta revolución industrial

Ya hemos pasado la tercera revolución industrial y estamos en la cúspide de la cuarta revolución industrial, que será dominada por la tríada de AI, IoT y Big Data (grandes datos).

La competitividad y la optimización de costos están entre las principales preocupaciones de cualquier organización. El IoT responderá a estas necesidades y asegurará que se mantenga la innovación. A medida que ingresamos en la era de las ciudades inteligentes, el  IoT está emergiendo como el principal impulsor del crecimiento.

Debido a las innovaciones, ahora es posible revisar y analizar el estado de las máquinas en tiempo real, y optimizar su uso de acuerdo a ello. En el futuro, la mayoría de industrias confiarán en el mantenimiento predictivo.

El mantenimiento predictivo puede potenciarse por el uso de sensores impulsados por el IoT y por los algoritmos avanzados, que reducirán considerablemente tanto el tiempo tomado como el margen de error. La utilidad del Mantenimiento Predictivo no estará limitada a sólo máquinas altamente sofisticadas, sino que con el tiempo también se extenderá a la maquinaria industrial común.

Ciudades inteligentes

Las Smart Cities (ciudades inteligentes) ya no son más una fantasía, sino un esfuerzo colectivo cuyos frutos serán vistos en las próximas décadas. Los gobiernos alrededor del mundo se muestran entusiastas acerca de los proyectos de ciudades inteligentes, y están asignando recursos y trayendo expertos para hacer de sus ciudades comunidades inteligentes, y darles a los ciudadanos una experiencia completa de vida.

Aparte de lograr un impacto en las vidas de los residentes, mejorar la infraestructura física y mantener la sostenibilidad como algo central, las ciudades inteligentes alterarán de manera fundamental muchas cosas, desde la manera en que el tráfico se gestiona en una ciudad, pasando por crear nuevas maneras de aumentar la seguridad de las personas, hasta reducir el costo de la transmisión de energía.

Nada de esto sería posible sin un robusto marco IoT que se encuentra integrado a la infraestructura urbana. Más datos serán adquiridos para mantener un registro de las situaciones, y por tanto, ninguna industria podrá perderse algo que los transformará no solamente a ellos, sino a todo lo que les rodea.

Edificaciones futuristas

El diseño y la estructura de los edificios del pasado también cambiará para hacerlos más resistentes y menos volubles a los desastres naturales o causados por el hombre. Los edificios inteligentes serán las piedras de construcción de las ciudades inteligentes. Habrá una extensa red de sensores que supervisarán todo dentro de los hogares y las oficinas, ya sea ventilación, iluminación o aire acondicionado.

Las compañías vigilarán su consumo de energía, y con el IoT será fácil establecer un límite y minimizar el consumo excesivo y el desperdicio.

Funcionamiento general

El IoT ayudará a canalizar las capacidades de gestión y hacer que el complejo proceso sea más simple. También ayudará a ordenar montones de datos aglomerados y a separar el trigo de la paja, usando una poderosa y super eficiente solución de Big Data. El establecer protocolos y aprovechar soluciones será más fácil que nunca, y aplicaciones específicas, como control de umbrales, sólo deberán ser activadas una vez.

Habrá un incremento exponencial en el número de objetos conectados al IoT en todo el mundo, en los próximos 5 años. Esto asegurará que, incluso si las compañías aún no tienen el modelo exacto en mente, no rehuirán el incursionar eventualmente en el IoT y adaptarse ellas mismas a la inevitable gran transición.

Aditya Chaturvedi

comentarios

0