Cómo los gemelos digitales pueden cambiar el panorama empresarial

Arquitectura, Ingeniería y Construcción (AEC)

comentarios

0

Están surgiendo nuevos negocios en un campo de juego que probablemente se base, al menos parcialmente, en el metaverso. Los gemelos digitales impulsados por inteligencia de ubicación serán una base crucial para que las empresas naveguen y trabajen con éxito dentro de este espacio en el futuro.

Incluso mientras usamos nuestros cascos de realidad virtual, equipamos nuestros avatares y entramos en un mundo completamente virtual, hay una cosa más que necesitaremos en el metaverso: una idea de dónde estamos. Mantenernos anclados a nuestra geografía real será esencial si queremos capitalizar el potencial de este nuevo mundo para realizar negocios, probar ideas y hacer predicciones sobre el futuro.

Imagine, por ejemplo, ver la vista desde las ventanas de sus nuevas oficinas incluso antes de que se construyan; enviar su automóvil o dron automatizado en un viaje de entrega simulado para garantizar la mejor ruta trazada antes de probarlo en el mundo real; o experimentar los efectos locales de un futuro evento relacionado con la naturaleza. 

Algunos estiman que el impacto económico del metaverso, que a veces se denomina Web 3.0, se acercará a $ 1 billón en los próximos años. La firma de investigación y consultoría Gartner ha pronosticado que uno de cada cuatro consumidores usará el metaverso durante al menos una hora cada día para 2026. Accedido a través de una variedad de dispositivos, incluidos smartphones, tablets y dispositivos de realidad aumentada, el metaverso es definido por Gartner como un «espacio compartido virtual colectivo, creado por la convergencia de la realidad física y digital virtualmente mejorada».

Las empresas de todos los tamaños ya están utilizando la tecnología de inteligencia de ubicación para crear gemelos digitales (réplicas virtuales en 3D de objetos, operaciones, activos, lugares y sistemas) para ver con mayor claridad al tomar decisiones. Cuanto más crezca el metaverso para reflejar el mundo real, más crítico será para las personas, y especialmente para las nuevas empresas que trabajan dentro, tener una realidad compartida. Es por eso que el metaverso necesitará una base conectada a la geografía física, específicamente la tecnología de los sistemas de información geográfica (GIS), para ser útil en el mundo real.

Aquí hay tres formas en que los gemelos digitales impulsados por la inteligencia de ubicación pueden proporcionar esa base crucial, los componentes básicos virtuales, para las empresas que emergen en un campo de juego que probablemente se base, al menos parcialmente, en el metaverso.

        1. Ver lo que de otro modo no se ve

El metaverso podría ser el lugar al que vamos para ver lo que normalmente está oculto a la vista, para mirar bajo tierra o detrás de las paredes con la tecnología geoespacial adecuada. Al menos una empresa de servicios públicos de agua de la ciudad de Nueva Jersey ya lo ha estado haciendo, utilizando un gemelo digital y dispositivos de realidad virtual para ver qué tuberías se encuentran debajo del suelo. Los trabajadores de la empresa ven con gran detalle qué tuberías están enterradas bajo tierra y dónde; esto les evita cavar innecesariamente o dañar la infraestructura debajo al realizar el mantenimiento. Puede que no parezca tan emocionante como un videojuego, pero es el tipo de precisión de ubicación que será útil para una variedad de industrias en el metaverso.

Los profesionales de arquitectura, ingeniería y construcción (AEC), por ejemplo, que deseen inspeccionar el esqueleto de un edificio físico, pueden ver un mapa gemelo de su infraestructura y visualizar la salud y el rendimiento del edificio en tiempo real con la ayuda de sensores que monitorean el uso de energía y flujo de agua. Los desarrolladores de terrenos podrían correr el telón para los inversionistas y los miembros interesados de la comunidad con un recorrido virtual de los proyectos propuestos, lo que les permitiría experimentar detalles infinitesimales, como la forma en que los edificios proyectan sombras según la hora del día y el aspecto de un proyecto desde el nivel de la calle.

  1. Construir lugares de trabajo híbridos

Las mismas tecnologías que impulsan el metaverso respaldan nuevas formas para que los empleados se presenten a trabajar y nuevas posibilidades para que los líderes inicien negocios y administren operaciones.

Un espacio virtual de metaverso, respaldado por un gemelo digital inteligente de ubicación del lugar de trabajo, podría ser un puente de conexión más inmersivo entre el hogar y la oficina. Por ejemplo, la realidad virtual podría usarse para capacitar a los empleados en un espacio replicado, o incluso para unir a un personal geográficamente fragmentado para la colaboración en tiempo real.

Dado que el trabajo híbrido se está convirtiendo en la norma, la tecnología de mapeo para crear y administrar gemelos digitales en el lugar de trabajo también podría facilitar el ingreso de nuevas empresas al mercado. Las nuevas empresas, que de otro modo tendrían que invertir en bienes raíces corporativos, pueden lograr una flexibilidad virtual a un costo menor.

Debido a que el mapeo en tiempo real permite la visualización de activos interiores, los administradores de aeropuertos u hospitales, por ejemplo, pueden ver múltiples pisos, entradas, escaleras y habitaciones para ver qué sucede y dónde. Es probable que veamos cruces en la forma en que este seguimiento instantáneo del equipo y los recursos se desarrolla en el metaverso y en el mundo real.

  1. Simulando lo que puede pasar

Si bien el metaverso probablemente representará una vía de escape y entretenimiento para muchos, existe el potencial de que sea una herramienta comercial valiosa con la capacidad de ofrecer simulaciones del mundo real.

Es algo que un consultor ha estado haciendo a tal escala que imita los efectos del posible cambio climático y muestra cómo afectaría a empresas y ciudades enteras. El presenciar el propio vecindario replicado en relación con un aumento del nivel del mar, tormentas invasoras y más, ofrece una experiencia visceral e identificable, con más probabilidades de motivar una acción.

Las evaluaciones de resiliencia resultantes de esas simulaciones brindan al menos dos beneficios económicos importantes: ilustran el potencial de ganancias a largo plazo para las organizaciones que toman medidas preventivas y revelan un retorno de inversión para las comunidades que planifican proyectos de sostenibilidad.

Para que el metaverso tenga utilidad en el mundo real, donde vivimos y respiramos, también deberá tener un contexto allí. La geografía que sustenta el mundo real y sus mapas también se aplicará a los mundos virtuales, y la inteligencia de ubicación será fundamental para navegar y dar sentido a esas réplicas virtuales. En el metaverso, vincular los entornos digitales a los físicos será clave para hacer negocios allí.

 

Katie Decker
Entrepreneur

 

comentarios

0