Cómo sacarles el máximo provecho a los mapas interactivos

comentarios

0

Cuánta interactividad incluir en su mapa es una cuestión central en la cartografía moderna. A medida que los mapas han evolucionado de documentos estáticos en papel a conversaciones digitales interactivas, ahora debemos preguntarnos “¿Cuánto quiero que hagan mis lectores con este mapa? ¿Cuánto deberían poder cambiar?» Si bien la interactividad es una gran parte del atractivo de los mapas digitales, tenemos que ser estratégicos en cómo desplegar ese poder.

En el equipo de StoryMaps de Esri, por cada mapa que creamos nos hacemos estas mismas preguntas. Lo que sigue son algunas de las formas en que llegamos a nuestras respuestas.

Primero, una nota rápida: hay una nueva característica útil agregada a la versión de junio de 2020 de StoryMaps: ahora puede deshabilitar la navegación de mapas en mapas express, mapas web y escenas 3D.

Esto significa que ahora puede incluir un mapa en una historia en la que los lectores aún pueden hacer clic para ver las ventanas emergentes, pero no pueden desplazarse ni hacer zoom. Si el mapa no tiene ventanas emergentes, funcionalmente se convierte en un mapa estático.

En otras palabras, la interactividad en un mapa no es todo o nada; puede rechazar algo de interactividad mientras se queda con el resto. Dada esta nueva capacidad, ahora es el momento ideal para profundizar en si sus mapas deben ser completamente estáticos, completamente interactivos o estar en algún punto intermedio.

La respuesta a si un mapa debe ser interactivo o no nunca debería ser «dado que la interactividad es un bien en sí mismo, agregue todo lo que pueda hasta que la CPU esté por reventar y el lector esté completamente abrumado con las opciones». El arte tanto de la cartografía como del diseño de interacción es cómo obtener el máximo rendimiento con la menor cantidad de partes móviles.

Una espada de dos filos 

Los mapas interactivos pueden cambiar lo que muestran y revelar detalles bajo demanda. En un día cualquiera, millones de lectores de mapas cambiarán el mapa base, realizarán una búsqueda, filtrarán sus resultados, agregarán superposiciones de datos adicionales, ejecutarán análisis, harán clic para recuperar contenido, y así sucesivamente. Es sorprendente lo flexibles que se han vuelto nuestros mapas diarios. Y es igualmente sorprendente lo populares que son. Este es un buen problema.

Pero todo ese poder tiene un costo: la interactividad es costosa de construir, costosa de mantener y costosa en el esfuerzo cognitivo. Los lectores deben aprender lo que el mapa es capaz de hacer y luego aprender cuál es la secuencia correcta de clics y toques para que haga esas cosas. Claro, están surgiendo prácticas estándar de interfaz de usuario, como pellizcar para hacer zoom, pero no están estandarizadas al 100% (como estoy seguro de que la mayoría de nosotros lo hemos experimentado). Una buena cartografía consiste en evitar esos momentos de confusión y frustración.

outline map of France

Los mapas de localización pequeños deberían funcionar de un vistazo. Hacer zoom, desplazarse o hacer clic no le dirá al lector nada relevante, así que inhabilite la navegación del mapa. 

 

¿El mapa dice todo lo que tiene que decir de un vistazo? 

Si es así, no necesita interactividad. Si ampliar el mapa no aporta nada a mi comprensión de los datos, me siento molesto. La interactividad requiere esfuerzo, así que recompénselo. Dicho de otra manera, si puede colocar todos sus datos en el mapa y todavía tienen sentido, es posible que no necesite interactividad. He visto mapas con una montaña de datos complejos que funcionan a la perfección como mapas estáticos. Por ejemplo, eche un vistazo a Cinco años de sequía de John Nelson. De hecho, la falta de interactividad en su mapa significa que tenemos más tiempo para estudiar el mapa, ya que no estamos ocupados averiguando los controles. Y, por lo menos, los mapas estáticos se cargan más rápido y funcionan mejor en todos los dispositivos.

Big data más un análisis potente no siempre significa que necesitemos interactividad. Aquí, los asombrosos «Cinco años de sequía» de John Nelson nos muestran cómo la cartografía estática reflexiva todavía puede impresionarnos.

 

Sin embargo, cuando tengo muchos datos y no se pueden sintetizar en una sola representación, confío en la interactividad. Por ejemplo, el story map de los campos de batalla de la Guerra Civil, creado por mi colega Stephen Sylvia, tiene tantos detalles sobre cada batalla que la interactividad era esencial. Se decidió por filtros de fecha, controles deslizantes de tiempo, ventanas emergentes, campos de búsqueda y una lista de batallas en la que se puede hacer clic. La lista de posibles interacciones era más larga, pero esto se sintió como un conjunto esencial para ayudar a nuestros lectores a dominar esos datos y aprender algo nuevo.

Lamentablemente, la gente no hace tantos clics como esperamos

En los últimos años, algunos mapas de visualización de datos muy complejos de productores de primer nivel, como National Geographic, el Washington Post o el New York Times, han sido en gran medida estáticos. ¡Y no es porque estas personas no sepan cómo hacer grandes mapas interactivos! Es porque estamos viendo que la gente interactúa con multimedia menos de lo que aquellos de nosotros que estamos en el negocio desearíamos.

De hecho, Gregor Aisch, del departamento de gráficos del New York Times, un equipo que produce impresionantes mapas interactivos, demostró que menos de 1 de cada 5 lectores hará clic en el contenido interactivo. La interactividad no está muerta, solo que es menos interesante para muchos lectores de lo que podríamos haber esperado. En cambio, muchos lectores quieren ver excelentes gráficos antes de pasar. Simplemente es que no siempre interactúan. En general, a medida que los períodos de atención se acortan y nuestras distracciones digitales son más fuertes, los mapas estáticos que funcionan rápidamente y requieren poco del lector son siempre una apuesta segura.

Considere la interactividad basada en desplazamiento

Una de mis características favoritas de los story maps son las acciones de mapas basadas en desplazamiento. A medida que el lector avanza por la historia, el texto y los medios se coordinan con la apariencia del mapa. En otras palabras, el mapa cambia por sí solo en el punto correcto de la narrativa. El mapa puede desplazarse a una nueva ubicación, o se pueden activar y desactivar diferentes capas del mapa para revelar nuevos detalles. Esto no requiere nada del lector más que desplazarse. El desplazamiento es muy fácil y es una forma de interactividad de bajo costo. Y en comparación con una fila de botones o menús desplegables, también es muy amigable. Lo mejor de todo es que funciona bien cuando hay poco espacio, ya que no hay una interfaz de usuario que se deba ajustar al mapa ni que los lectores deban descubrir y dominar.

Pensamientos finales

Los cartógrafos de hoy son más como «ingenieros de la experiencia» que permiten a los lectores hacerse cargo cada vez más del proceso de creación. Con los mapas interactivos impulsados ​​por ArcGIS, podemos permitir que nuestra audiencia haga mucho con los mapas. ¿No le gusta la rampa de color? Cámbiela. ¿Necesita superponer datos diferentes? Hágalo. ¿Quiere cambiar la pausa de clase? No hay problema. Una forma útil de analizar todas esas opciones es preguntar «Si solo quiero que mis lectores hagan tres cosas, ¿cuáles serían?» También ayudará a reducir la cantidad de tiempo necesario para terminar nuestro trabajo, y ambas cosas son buenas.

En retrospectiva, aumentar la cantidad de interactividad significa que el autor tiene menos control para predeterminar el mensaje del mapa. En un sentido muy real, el mapa está siendo reescrito por cada lector. He visto mapas que se utilizan con éxito para fines que el autor nunca podría haber previsto. Esto es una cosa buena. El cambio en los mapas de «documentos estáticos de registro en los que todas las decisiones se toman para el lector» a «documentos vivos que facilitan una conversación entre los datos y la comprensión» es un avance muy interesante.

¡Feliz mapeo!

 

Mark Harrower
Esri Inc.

 

comentarios

0