Cómo una mejor inteligencia de ubicación puede ayudar a las empresas a hacer frente al COVID-19

Emergencias
Retail

comentarios

0

La pandemia de COVID-19 cambiará, y ya está cambiando, las formas en que se hacen negocios en todo el mundo. En este blog post se analizan las formas en que la tecnología de ubicación puede mejorar la resiliencia empresarial y ayudar a las empresas a afrontar las incertidumbres de esta crisis en curso.

La pandemia de COVID-19 es una crisis global de una escala sin precedentes. Y si bien es ante todo una emergencia de salud pública, la amenaza para los negocios también es muy real.

Las tiendas han cerrado o suspendido sus operaciones. Los trabajadores han sido despedidos u obligados a reducir las horas. Los clientes se han quedado varados. Los negocios ya no son los de antes. No lo serán por algún tiempo.

Los líderes se enfrentan a dos preguntas existenciales: ¿Cómo sobrevivimos en condiciones tan turbulentas? ¿Y cómo nos recuperamos en un mundo donde el distanciamiento social, el autoaislamiento y el “aplanamiento de la curva” podrían ser la realidad en el futuro?

Una cosa es segura: la tecnología y los datos serán parte de la respuesta. Y eso incluye tecnología de ubicación. La naturaleza regional de la pandemia significa que comprender las condiciones comerciales en sus contextos geográficos es fundamental para informar una estrategia de respuesta. Lo que haces en una comunidad puede no funcionar en otra. Eso es cierto ahora y especialmente en el futuro.

En este blog post se proporciona orientación sobre las formas en que la tecnología de ubicación puede mejorar la resiliencia empresarial y ayudar a enfrentar las incertidumbres de la crisis por COVID-19.

Tácticas a corto plazo

La prioridad para los negocios durante los próximos meses es la supervivencia. A medida que los líderes se adaptan al impacto del COVID-19, están lógicamente enfocados en proteger a la fuerza laboral, estabilizar la cadena de suministros, tranquilizar a los clientes y mantener la liquidez financiera. Estas son acciones esenciales, pero pueden ser decepcionantes sin la suficiente conciencia geográfica.

Cómo puede ayudar la tecnología de ubicación:

Protección de la fuerza laboral

La salud y seguridad de los empleados es la máxima prioridad en tiempos de crisis. Debido a la naturaleza altamente infecciosa del coronavirus, la mayoría de las empresas han implementado medidas de distanciamiento social, tales como trabajo desde casa. Es probable que estés leyendo esto en una especie de oficina en casa.

Para quienes no están en la oficina, los líderes se han centrado en métodos más procedimentales para prevenir la propagación: acciones como el servicio sin contacto y las pautas de distanciamiento físico. Otras medidas de protección en el lugar de trabajo incluyen prohibiciones de viaje, cierres de oficinas e instalaciones, trabajo por turnos rotativos y estrategias de comunicación centralizada. En general, la atención se centra en el bienestar de los empleados y la comunicación abierta, mientras se mantiene una apariencia de productividad del trabajador.

La tecnología de ubicación puede ayudar de varias formas. Los centros de comunicación regionales se destacan como un caso de uso en este espacio. Las empresas pueden instalar portales en línea, adaptados a su región, para compartir mapas, aplicaciones y contenido relevante para la salud y seguridad del personal. Existen muchos ejemplos de centros en acción en el sector público. No hay razón para que las empresas privadas no puedan hacer lo mismo.

Otras oportunidades incluyen

  • Usar soluciones de rastreo de ubicación en dispositivos inteligentes (o posiblemente integradas en dispositivos portátiles) para rastrear y monitorear quién entra en contacto con quién y proporcionar alertas, y
  • El uso de geocercos para definir límites espaciales para los equipos de campo y alertar a un supervisor cuando otro equipo traspasa los límites.

Estabilización de la cadena de suministros

Las empresas están aceptando rápidamente las brechas en sus cadenas de suministros. La mayoría de las empresas se centran en superar las interrupciones inmediatas de suministros y obtener certeza sobre los niveles de inventario. Las medidas específicas incluyen poner límites de compra a ciertos productos, negociar un status de mayor prioridad con proveedores y transportistas, y acelerar las relaciones con nuevos proveedores para asegurar alternativas de abastecimiento.

Las oportunidades de tecnología de ubicación para apoyar la estabilización de la cadena de suministros incluyen

  • Mapas regionales de exposición al riesgo para predecir ubicaciones de posibles interrupciones del suministro,
  • Mapas de rutas para identificar las mejores ubicaciones para reservar con antelación la capacidad de carga, y
  • Estrategias de racionamiento de productos informadas por los hábitos de gasto locales para limitar el estrés del lado de la demanda.

Compromiso con el cliente

Las empresas deben mantenerse conectadas con sus clientes durante una crisis. En algunos aspectos, COVID-19 es un ejercicio de comunicación y servicio al cliente. Las mejores empresas adoptarán un enfoque proactivo y específico y mantendrán informados a los clientes sobre el estado de su negocio. Los verdaderamente vanguardistas están creando nuevos canales «sin contacto» para que los clientes accedan a productos y servicios, especialmente para los minoristas tradicionales y los proveedores de servicios.

Las oportunidades para utilizar la tecnología de ubicación para apoyar la participación del cliente incluyen

  • Descuentos en precios regionales para promover ofertas de productos y servicios adaptadas a las preferencias, la demografía y la demanda locales, y
  • Seguimiento de entregas y actualizaciones de tiempo de servicio para proveedores tales como empresas de servicios públicos y de logística.

Liquidez financiera

El impacto aplastante del distanciamiento social y las interrupciones de la cadena de suministros significan que las empresas necesitan acceso a capital de trabajo para pagar las facturas y mantenerse a flote. Las empresas están recurriendo a una serie de acciones, que incluyen despidos, retrasos en el pago a proveedores y acceso a ayuda financiera del gobierno. Se están utilizando todas las medidas que ayuden a la estabilidad financiera.

Las formas en que la tecnología de ubicación puede ayudar con las acciones de liquidez financiera incluyen

  • Identificar activos de alto costo y bajo margen por región y objetivo de cierre, suspensión o desinversión, e
  • Identificar agresivamente proveedores de bajo precio y desarrollar modelos de enrutamiento óptimos para reducir los costos de distribución.

Coordinación central

Una crisis de esta magnitud requiere una respuesta coordinada de todos los niveles de gestión. Las mejores prácticas en resiliencia empresarial recomiendan establecer un conjunto de equipos de respuesta multifuncionales. Cada equipo se enfoca en un aspecto prioritario del negocio, específicamente en las áreas afectadas por el brote. Los flujos de información abiertos y la velocidad en la toma de decisiones son fundamentales en este modelo. Los datos deben llegar a las personas adecuadas y actuar rápidamente.

La tecnología de ubicación puede ayudar de las siguientes maneras:

  • Se pueden crear tableros de amenazas e impactos para mostrar dónde se producen los riesgos críticos para el negocio y qué equipos utilizar para coordinar una respuesta. Los ejemplos específicos de la ubicación incluyen escasez de personal, retrasos en los envíos, escasez / excedente de stock y quejas de los clientes.
  • La tecnología de ubicación puede mejorar la capacidad de las empresas para compartir y comunicarse con los equipos de crisis o el público en general sobre temas clave mediante StoryMaps y tableros autorizados y basados ​​en datos.

Estrategias a largo plazo

La pregunta más importante es ¿cómo continuarán funcionando las empresas si las medidas de “aplanamiento de curvas” se extienden por otro año o más?

Los líderes se encontrarán frente a un futuro empresarial muy diferente, donde el distanciamiento social y las medidas de prevención de la propagación prevalecerán en el futuro.

Es probable que se lleve a cabo un extenso ejercicio de eliminación de riesgos.

Los líderes se verán obligados a explorar nuevos modelos comerciales que minimicen su huella de riesgo. Eso significa minimizar todo lo que pueda verse afectado por futuras interrupciones, incluidas las personas, los procesos y la tecnología.

Los innovadores reinventarán sus negocios para prosperar en un mundo de poco contacto físico. La tecnología digital, incluida la tecnología de ubicación, será preponderante.

Lugar de trabajo virtual

Para muchas empresas, el camino a seguir se centrará en la migración de operaciones a plataformas en línea. La colaboración digital será el tema dominante. Las videoconferencias y las herramientas de colaboración compartida, como Microsoft Teams y Zoom, ya están experimentando un aumento en la demanda debido a los requerimientos de trabajo desde casa.

El siguiente paso será implementar la colaboración en otros aspectos del negocio. El personal de campo y los proveedores son objetivos obvios. Aquí es donde la tecnología de ubicación podría ser invaluable. Las herramientas de planificación y gestión del trabajo que respaldan el enrutamiento, la planificación del trabajo diario por área geográfica y las comunicaciones acerca de la ubicación sobre poblaciones sensibles tienen un gran potencial.

Automatización empresarial

Más allá de trasladar las interacciones del lugar de trabajo al ámbito digital, podría haber una tendencia a eliminarlas por completo. Esta ha sido durante mucho tiempo la promesa de la inteligencia artificial y la automatización. Con la presión continua para “aplanar la curva”, las empresas que persiguen una estrategia de automatización probablemente acelerarán la inversión.

Los mejores candidatos para la automatización son los flujos de trabajo rutinarios que requieren la intervención humana. Con COVID-19, esto incluye especialmente transacciones de persona a persona en papel donde es posible la contaminación cruzada. La tecnología Geoblockchain es un caso de uso convincente en esta área. Geoblockchain reduce en gran medida el manejo en toda la cadena de suministros. Automatiza las transacciones de cadena de custodia y realiza un seguimiento no solo de lo que cambia de manos, sino también de dónde sucede. Esto es valioso para aquellos que necesitan rastrear el lugar de origen y destino, como la industria de suministro de alimentos, administradores de flotas y proveedores de equipos médicos.

Consolidación inmobiliaria

El impulso hacia la virtualización y la automatización podría significar una reducción en los requisitos de bienes raíces comerciales, en particular el espacio de oficinas. El análisis de ubicación es un fuerte aliado aquí. Las empresas pueden desarrollar modelos predictivos para determinar el mejor y más rentable lugar para abrir una oficina en función de los requisitos de espacio reducidos, el soporte para el personal remoto, la idoneidad de la fuerza laboral local, la demografía del cliente y la logística. El análisis de ubicación también se puede utilizar para planificar nuevos usos para bienes raíces comerciales que podrían reutilizarse para ayudar a diseñar una realidad post COVID con espacios vibrantes y micro comunidades residenciales.

Marketing personalizado

Con los medios de vida afectados por la crisis de COVID-19, las personas tendrán menos dinero para gastar. Es un hecho. Las empresas se enfrentarán a una competencia cada vez más dura por el dinero de los clientes. Mantenerse relevante será fundamental.

La hiperlocalización puede ayudar mucho con la relevancia del cliente. Las ofertas y los descuentos personalizados y localizados pueden ayudar a los especialistas en marketing a dirigirse a los clientes potenciales donde estos viven. Esto es especialmente importante, ya que los clientes viajan menos para cumplir con las prácticas de distanciamiento social. Un resultado probable es que las búsquedas de «lo que hay cerca de mí» en Google aumentarán drásticamente. Las empresas que comprenden rápidamente cómo el COVID-19 ha cambiado los hábitos de gasto locales pueden proporcionar ofertas más relevantes y precisas a los clientes.

La crisis de COVID-19 está afectando a todos los sectores de todos los países del mundo. Las repercusiones de la pandemia se sentirán durante años. La duración de la incertidumbre es la razón por la que los líderes deben actuar ahora para apuntalar el futuro de sus negocios. Comprender la variación regional en las condiciones comerciales es clave para desarrollar una respuesta eficaz. Aquellos que aprovechan la tecnología y el análisis de ubicación estarán bien posicionados para apoyar a sus organizaciones durante la crisis y más allá, sin importar cuánto dure.

 

Matthew Lewin

Esri Canadá

comentarios

0