Entrevista con Esri: Inteligencia de Ubicación y COVID-19

Emergencias
Retail

comentarios

0

El valor que ofrece la inteligencia de ubicación se ha demostrado claramente en toda la situación de COVID-19. Para comprender mejor cómo la inteligencia de ubicación ha permitido al mundo navegar a través de esta crisis y cómo su aplicación nos está preparando para un futuro más seguro, entablamos una entrevista con Richard Budden, Gerente General de Esri para Europa.

La inteligencia de ubicación ha sido una parte indispensable de nuestra lucha contra COVID-19. ¿Cuáles son sus reflexiones?

Desde el principio, COVID-19 ha sido una crisis geográfica. Comprender la ubicación de la enfermedad, desde y hacia dónde se movía, y cuándo, ha sido esencial para reducir las tasas de infección y mortalidad en todo el mundo. Hay muchas áreas donde la inteligencia de ubicación está jugando un papel clave. Aquí hay cuatro ejemplos:

En primer lugar, la inteligencia de ubicación ha sido crucial tanto para visualizar como para comunicar los impactos de la pandemia. Al igual que el tema tratado, el tablero de control espacial “se volvió viral” durante COVID-19, y vimos que los gobiernos, las organizaciones de salud y las comunidades lo utilizan para mantener informada a la gente. Con mucho, el más popular de éstos ha sido el tablero de la Universidad Johns Hopkins, lanzado el 22 de enero por un pequeño equipo de la universidad, y que en su apogeo recibía más de mil millones de visitas al día.

En segundo lugar, la inteligencia de ubicación ha ayudado a las empresas y organizaciones a asumir nuevos procesos operativos para adaptarse a una nueva forma de trabajo, como los flujos de trabajo comerciales, la gestión de la cadena de suministro, el personal y las instalaciones. Reconfigurar las operaciones y permitir que las empresas continúen ha sido esencial para mantener la producción económica. Al visualizar y analizar las operaciones de la compañía espacialmente, muchas han podido mantenerse efectivas bajo estas nuevas condiciones.

En tercer lugar, se han utilizado herramientas de captura de datos y de campo habilitadas para geografía, para recopilar información de manera más rápida y precisa, lo que permite a los líderes gubernamentales reaccionar y responder de manera más adecuada. Un gran ejemplo de esto es el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, que lanzó una encuesta en el Caribe para recopilar datos de manera eficiente sobre el impacto que COVID-19 estaba teniendo en los medios de vida, la seguridad alimentaria y el acceso a los mercados. Mediante las redes sociales, el correo electrónico y los medios de comunicación, la encuesta se compartió ampliamente y recibió un número significativo de respuestas. Los datos se visualizaron en un tablero interactivo y se monitorearon para garantizar la legitimidad.

Por último, la inteligencia de ubicación está ayudando a que las personas vuelvan a trabajar de forma segura, al tiempo que garantiza el cumplimiento de las normas de distanciamiento social. Con un mapa preciso del espacio interno de la oficina que se puede construir utilizando herramientas GIS, las organizaciones pueden planificar y reconfigurar el espacio interno, y rastrear fácilmente la proximidad y el movimiento de los empleados a medida que se mueven, al tiempo que reconocen los requerimientos de privacidad.

¿Cómo está impulsando Esri esta lucha?

Esri respondió rápidamente al COVID-19 con nuestro Programa de Respuesta a Desastres (DRP), que ha puesto a disposición de todos los que trabajan en la crisis el software gratuito, la asistencia técnica bajo demanda y la capacitación necesaria. El programa DRP ha apoyado a muchas situaciones desafiantes en los últimos años, incluidos huracanes, incendios forestales y el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, pero la respuesta a COVID-19 ha sido mucho mayor, con más de 20,000 solicitudes de asistencia hasta el momento. Esri también desarrolló rápidamente soluciones para la respuesta a la pandemia, para la continuidad de los negocios y la reapertura de locales, que han sido implementadas por miles de organizaciones en todo el mundo.

¿Cuánto ha perturbado el COVID-19 el mundo de los negocios?

La pandemia de COVID-19 ha impactado a personas, comunidades, organizaciones y empresas en todo el mundo de formas inimaginables hace solo un año. Nadie estaba preparado para una situación a esta escala. Como resultado, muchos de nosotros hemos tenido que adaptarnos a circunstancias que cambian rápidamente: vivir bajo confinamiento, distanciamiento social, no poder interactuar con amigos y familiares, y tener que encontrar nuevas formas de hacer negocios.

Muchas de las empresas que mejor se adaptaron son aquellas que adoptan un enfoque ágil, flexible y tecnológico. Ha sido increíble ver que las fuerzas laborales de tantas empresas se dedican al trabajo remoto, utilizando sistemas en línea basados ​​en la nube para comunicarse, participar y hacer negocios. ¡Muchos de nosotros ahora estamos más familiarizados y confiamos más en Microsoft Teams y Zoom que antes!

Algo que creo que muchas empresas se han dado cuenta es que en realidad los negocios pueden continuar y continúan en tiempos en los que los viajes están restringidos y las interacciones personales no pueden tener lugar. La gente se ha adaptado. Creo que las lecciones aprendidas a través de esta crisis harán que muchas organizaciones reconsideren su enfoque hacia los negocios en el futuro.

Aprendiendo de estas lecciones, ¿qué cambios prevé en el uso de la inteligencia de ubicación en los negocios?

El valor que ofrece la inteligencia de ubicación se ha demostrado claramente en toda esta situación. El simple hecho de ver los muchos tableros y centros de datos COVID-19 que se han publicado, y la forma en que las personas los han utilizado para mantenerse informadas ha sido increíble. Esta concientización, que es el resultado de crisis como esta, significa que las personas estarán mejor preparadas para el próximo desafío, y sabrán cómo y dónde aplicar esta tecnología la próxima vez. Utilizando la tecnología de ubicación, las empresas pueden planificar mejor, pueden modelar escenarios y desarrollar resiliencia en sus operaciones.

 

Shimonti Paul

Geospatial World

comentarios

0