Geodiseño en el contexto de la ciudad latinoamericana

comentarios

0

Geodiseño es una palabra de uso reciente. Se utilizó por primera vez en 1993 pero fue retomada por Esri en 2005. Existen una serie de definiciones para el término, pero aún no hay una que se ajuste a la opinión de una mayoría, condición que propicia que los teóricos sigan agregando nuevas interpretaciones.

Jack Dangermond, Presidente de Esri, define geodiseño como ¨la visión que permite el uso del conocimiento geográfico para diseñar de manera activa y pensante¨. En forma sintética Carl Steinitz, profesor de la Escuela de Arquitectura y Planificación de la Escuela de Diseño de Harvard, define geodiseño como ¨el cambio de la Geografía a través del Diseño¨.

Un concepto antiguo con una definición nueva.

El concepto de cambiar la geografía a través del diseño ha estado presente a lo largo de varias décadas en los proyectos de paisajismo y urbanismo. Cabe recordar el famoso libro de Ian Mc Harg, “Design with Nature” (“Diseño con la Naturaleza”) publicado en 1969, y los estudios de emplazamiento geográfico que generalmente se acometen en los proyectos de urbanismo.

Resultado de imagen para geodesign esri

Retomar el mismo concepto con la palabra geodiseño permite englobar la noción de que diseñar con la geografía hoy en día se complementa con el uso de herramientas de sistemas de información geográfica (GIS), como ideales para evaluar el factor geográfico en las decisiones de cambiar el territorio.

Diseñar para el cambio del territorio significa considerar un universo amplio de variables que requiere de la participación de las profesiones de diseño urbano y paisajístico, las ciencias geográficas y la tecnología, y lo que el Profesor Steinitz llama ¨las gentes del lugar¨, es decir aquella población que va a habitar en un ambiente producto de un ¨geodiseño¨.

Una definición entre las diversas que se manejan, es la del grupo español “La Pita Verde“:

“…puede definirse como una metodología integral que, partiendo de la ordenación del territorio, y a partir de sistemas de información geográfica, tiene en cuenta variables geográficas, demográficas, económicas, sociales y aquellas que en función del problema o cliente (sea gobierno  o población local) se puedan requerir¨.

Las conferencias y estudios sobre el desarrollo del territorio actualmente comparten una visión de urgencia de cambio para evitar que el deterioro ambiental no sea permanente. Aquí vale citar a Jack Dangermond que visualiza ¨un atlas vivo tridimensional y transaccional, que permita incorporar cambios naturales o inducidos por el hombre en un tiempo casi real, que permita analizar y simular diseños alternativos desde una perspectiva de su sustentabilidad¨ (Designing our Future, Geospatial World Magazine, Abril 2013).

En respuesta a este requerimiento, el cambio que propone la visión del geodiseño lleva implícita la condición de mínima modificación de la geografía que, por el contrario, es realzada y destacada a través del diseño, pues considera los valores ambientales como insumos básicos en las decisiones de cambio del espacio geográfico.

Las características del proyecto de diseño dentro de este concepto varían no sólo entre países desarrollados o en desarrollo sino, en casos de las ocupaciones del territorio, en áreas vacantes u ocupadas.

Imagen relacionada

El contexto en el cual el profesional del diseño urbano se mueve, varía entre ciudades o regiones. Organizar o acondicionar el espacio geográfico donde las regulaciones ambientales son estrictas y donde el ocupante del territorio se ciñe estrictamente a la legislación vigente es un caso diferente en la ciudad y región latinoamericana, donde las regulaciones ambientales son evadidas y muchas veces no consideradas en absoluto en grandes extensiones de su territorio.

Por ello, el proyecto de diseño urbano dentro de la filosofía del geodiseño posee una libertad casi absoluta en el territorio desocupado, pero posee restricciones impuestas por las características de la ocupación en proyectos de remodelación o mejoramiento urbano.

El Geodiseño en la ciudad latinoamericana.

Es importante evitar la consideración del geodiseño como la panacea que va a permitir rescatar totalmente la naturaleza degradada por la intervención del hombre, particularmente en las grandes extensiones de ocupaciones ilegales de la periferia de la ciudad latinoamericana.

San-Diego-Swipe-v2-small

Los especialistas han empezado a manejar el concepto de regeneración del espacio urbano como opción para el diseñador que, en esos casos, podrá moverse del diseño sustentable hacia un diseño regenerativo o restaurador.

Regenerar en este caso significa modificar para recuperar, a través del diseño urbano o paisajístico, los efectos adversos sufridos por la naturaleza. El geodiseño, al proponer cambios de la geografía como un proceso de regeneración, se focaliza en la restauración de las características o valores geográficos en las áreas afectadas por la intervención del hombre.

En el caso de la ciudad latinoamericana, principalmente en las áreas urbanas pobres, la intervención urbana dentro del concepto del geodiseño persigue restaurar características o propiedades perdidas de la geografía en la ocupación del territorio, con la condición particular de que la restauración se hará considerando el peso que tiene la expresión espacial de las estructuras sociales que conviven en el asentamiento.

En tal sentido, el mejoramiento urbano de áreas pobres dentro del concepto del geodiseño, debe “subordinar la restauración de la geografía a los valores sociales del ocupante del territorio”.

Las tecnologías GIS en el Geodiseño.

El concepto de espacio en el diseño y la planificación urbana, ha evolucionado de una visión abstracta de la geografía de implantación del proyecto, al uso de herramientas de información geográficas para la visualización real e integral de dicho espacio.

Resultado de imagen para geodesign esri

Al ser un concepto nuevo que propone cambios de la geografía a través del diseño, el geodiseño utiliza los avances de la ciencia y la tecnología de información más recientes. El uso de las herramientas GIS como apoyo en el análisis y evaluación de la geografía y las propuestas de cambio, es fundamental en el geodiseño por la multiplicidad de opciones que permite manejar.

De esta manera, el enfoque de diseño que se hacía alrededor de la geografía cambia hacia una intervención activa de la geografía y sus ocupantes. La capacidad de manipular y ponderar los valores del “ocupante del lugar” como variables combinables con las múltiples variables naturales, sólo es posible usando herramientas GIS.

Rosario Giusti de Perez

Ricardo Cuberos Mejía

Esri Venezuela C.A.

comentarios

0