La distribución de vacunas será una pesadilla logística – Cómo pueden ayudar las tecnologías geoespaciales

Gobierno

comentarios

0

La distribución de la vacuna para COVID-19 es una pesadilla logística, ya que la ejecución requiere una planificación clara para la fabricación masiva, la cadena de suministros y la logística, la priorización de las poblaciones y el seguimiento del progreso.

Vaccine distribution logistics nightmare

La larga espera por una vacuna que eventualmente pueda poner fin a esta crisis global sin precedentes parece que ha acabado. Dos de los contendientes, Pfizer y Moderna, han anunciado resultados alentadores para sus esfuerzos.

Esa es la buena noticia. Y la mala noticia es que esto es solo el comienzo de un nuevo problema. Nunca antes habíamos enfrentado la necesidad de vacunar a toda nuestra población de una sola vez. En palabras de Este Geraghty, Directora Médica en Esri Inc., esta será la campaña de inmunización más extensa y compleja en la historia de la humanidad.

Los desafíos

Los desafíos serán tanto en términos de logística de la cadena de suministros como en lo que es identificación y priorización de poblaciones vulnerables para la inmunización. Por si eso fuera poco, la vacuna de Pfizer debe mantenerse a una temperatura por debajo de -70 grados Celsius. ¡Eso es unos 20 grados más frío que la Antártida! Romper la cadena de frío en cualquier momento podría volverla inútil. Solo esto necesitará esfuerzos hercúleos que requieren varias tecnologías nuevas para trabajar en perfecta sincronización, para así administrar cada dosis de manera segura.

Incluso para una vacuna que necesita una temperatura «normal» para su almacenamiento, como la de Moderna, los expertos ya han advertido que incluso Estados Unidos carece de los camiones y aviones de carga necesarios para enviar cientos de millones de dosis a temperaturas bajo cero. Ahora, piense en enviarlo a todos los rincones de los 195 países del mundo, incluidos algunos de los lugares más remotos e inhóspitos. En la actualidad, gran parte de Asia, África y América del Sur carecen gravemente de capacidad logística de cadena de frío adecuada para productos de ciencias biológicas. Y es aquí donde viven aproximadamente dos tercios de la población mundial.

Dada la urgencia, será necesario cubrir distancias más largas por vía aérea, lo que hará que el gran volumen de envíos sea un desafío. Por ejemplo, suponiendo que se distribuyan 10.000 millones de dosis durante dos años, DHL estima la necesidad de 15 millones de entregas en cajas de refrigeración, 200.000 movimientos de contenedores por barco y 15.000 vuelos en diversas configuraciones de la cadena de suministros.

Vaccine distribution logistics nightmare

Para aumentar las complicaciones, la cantidad total de vacunas necesarias para inmunizar a toda la población mundial no estará disponible de una sola vez: se fabricará y entregará en fases. La estrategia ideal y más equitativa es vacunar primero a las personas con mayor riesgo de exposición al virus: los trabajadores de la salud en la primera línea. A partir de ahí, la priorización considerará otros grupos altamente expuestos, como los trabajadores esenciales. Habrá un enfoque en las personas que tienen más probabilidades de tener una enfermedad grave, como las personas mayores y las que tienen ciertas afecciones médicas, así como en las personas en situaciones que podrían aumentar la transmisión del virus, tales como las condiciones de vida en congregación, como por ejemplo los hogares de ancianos, residencias universitarias, prisiones, etc. Esto significa visitas múltiples a múltiples ubicaciones.

¡Y ahora piense de nuevo en los mismos problemas en caso de que sea una vacuna de dos dosis! Hasta ahora, las principales vacunas candidatas requieren dos dosis cada una, pero se administran a intervalos diferentes. Además, una vacuna candidata requiere almacenamiento ultrafrío mientras que la otra tiene un requisito de almacenamiento en frío más estándar. Esto significa que es posible que algunos lugares no puedan adaptarse a los requisitos de almacenamiento de ambas vacunas y que será necesario realizar un seguimiento cuidadoso de la administración de la vacuna de persona a persona para obtener una administración adecuada de ambas dosis.

Lo geoespacial en el centro

Este es solo el comienzo de un nuevo desafío. Desde el brote, los líderes de los gobiernos y de la salud han confiado en los GIS y tecnologías de ubicación para obtener paneles de visualización en tiempo real, intercambio de datos, análisis y planificación. El mismo enfoque resultará crucial para la distribución de vacunas. Como dice la Dra. Geraghty, ahora es el momento de que los líderes afinen la planificación relacionada con la prioridad y la entrega de las vacunas, evalúen la logística con los asesores de salud pública y gestión de emergencias, analicen la capacidad y las operaciones de la cadena de suministros, y determinen una estrategia de comunicación.

En los EE. UU., por ejemplo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), en coordinación con el Departamento de Defensa (DoD) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), proporcionó recientemente una descripción general estratégica de la distribución de vacunas, junto con un manual para los programas de salud pública estatales, tribales, territoriales y locales, junto con sus socios.

Esri se ha asociado con la empresa emergente de modelos Epistemix para desarrollar estimaciones hiperlocales e inteligentes sobre la cantidad de dosis de vacuna necesarias en un área determinada para lograr la inmunidad colectiva frente al COVID-19. Utilizando el modelo FRED basado en agentes de Epistemix y las herramientas de visualización, análisis y demografía de Esri, los investigadores y los responsables de la toma de decisiones pueden modelar la propagación viral en estados y comunidades bajo varios niveles de inmunidad inducida por vacunas para calcular el número mínimo de vacunaciones en una comunidad, y así reducir la tasa de reproducción R0 por debajo de 0.9, limitando efectivamente la propagación viral de COVID-19. En combinación con las herramientas de Esri de distribución de vacunas, los líderes pueden trazar fácilmente los centros de distribución de las vacunas en cada comunidad y la cantidad de dosis necesarias.

Este es solo el comienzo de un nuevo desafío. Como aprendimos en los primeros días de la pandemia, todo sobre COVID-19 es espacial. Así será con la campaña de vacunación. Una vez más, la comunidad geoespacial tiene que poner sobre la mesa todas las tecnologías e ideas disponibles para ayudar al mundo a navegar por este camino inexplorado.

 

Anusuya Datta

Geospatial World

comentarios

0