Manejo de emergencias con ENVI

comentarios

0

Los desastres naturales son una preocupación creciente en nuestro mundo, pues su frecuencia y magnitud se han incrementado exponencialmente. A medida que estos desastres golpean áreas pobladas, afectando a más y más personas, crean una urgente necesidad de herramientas efectivas para monitorear y gestionar estos eventos impredecibles.

Con los avances tecnológicos en imágenes satelitales, vuelos no tripulados y técnicas de teledetección, el monitorear y gestionar eventos tales como inundaciones, terremotos, tsunamis e incendios forestales se ha vuelto no sólo posible, sino bastante factible.

A medida que los satélites mejoran y avanzan, es necesario que las capacidades analíticas que extraen información de sus imágenes evolucionen también. Con el aumento de sensores de alta resolución, el número de bandas espectrales disponibles, así como el número de revisitas de estos satélites, el análisis avanzado de ENVI se ha vuelto una herramienta invaluable para la gestión de desastres.

Debajo tenemos dos ejemplos separados de cómo ENVI fue capaz de utilizar las imágenes de alta resolución del satélite Deimos-2  en entornos altamente cambiantes para obtener respuestas exactas tras un desastre.

El primer ejemplo es de una inundación en la represa de Mosul en 2017. Como se puede ver en las fotos de antes y después, hubo una gran cantidad de agua de inundación y sedimentos que expandieron el río Snake en un período de tiempo, desplazando a los residentes de esas zonas y causando millones de dólares en daños.







El segundo ejemplo es el terremoto que recientemente ocurrió en Palu, Indonesia. El 28 de septiembre de 2018 un terremoto de grado 4.9 golpeó Palu, causando una licuefacción de suelos a gran escala en áreas en y alrededor de Palu, llevando a flujos de lodo que sumergieron varios edificios.

Usando las herramientas de ENVI, se pudo extraer no solamente el agua de inundación contaminada de sedimento, sino también la profundidad relativa de esa agua, comparado con lo que era antes.



A medida que el número y severidad de los desastres naturales continúa aumentando, también es necesario que aumenten las maneras de gestionarlos y monitorearlos de manera efectiva. Las imágenes de alta resolución y las analíticas de ENVI son una manera de mejorar la conciencia situacional de un desastre natural, y proporcionar información accionable a las personas correctas, en el momento correcto.

Connor McKissick

comentarios

0