Seis formas en que el lugar de trabajo cambiará para siempre

comentarios

0

Las respuestas empresariales creativas frente a la pandemia están provocando que algunas empresas reconsideren la forma en que operan. Es probable que los cambios estratégicos y tácticos que hicieron para seguir siendo rentables tengan impactos duraderos, incluso después de que la pandemia haya terminado.

Bajo presión para mantener viables sus empresas, los líderes empresariales se hacen preguntas difíciles: ¿Cómo recortamos los gastos a raíz de una economía desacelerada por la pandemia? ¿Cómo fortalecemos nuestros procesos de seguridad y saneamiento en el trabajo para proteger al personal y a los clientes? ¿Cómo podemos mantener conectados a los trabajadores y gerentes cuando viven en ciudades y regiones donde se ordenó cerrar las oficinas?

Los desafíos llevaron a algunas empresas a introducir cambios que resultaron tan exitosos que las soluciones “temporales” se convirtieron en parte de las estrategias a largo plazo. Muchas de esas nuevas prácticas comerciales fueron descubiertas y respaldadas por la inteligencia de ubicación, un análisis profundo hecho posible por los sistemas de información geográfica (GIS).

Incluso una gran empresa de bienes raíces, un actor importante en una industria que durante mucho tiempo se pensó que se basaba en interacciones cara a cara y recorridos en persona por propiedades, se vio obligada a tomar un nuevo camino. Cushman & Wakefield desarrolló métodos para realizar negocios a través del acceso remoto y aplicaciones fáciles de usar que aprovechan el poder de la inteligencia de ubicación.

  1. Los espacios de trabajo virtuales fortalecen las relaciones cliente-corredor

Cushman & Wakefield, una de las firmas de bienes raíces comerciales más grandes del mundo, tuvo que repensar los métodos de ventas y finalmente crear calles virtuales, un paso previo a vender en realidad virtual.

Los corredores de la firma han proporcionado información sobre el mercado y conocimiento local a los clientes y otros posibles compradores y vendedores. Como muchas otras empresas, la pandemia dejó a Cushman & Wakefield enfrentando restricciones sobre la apertura de muchas de sus 400 oficinas, lo que ralentizó los recorridos físicos de las propiedades.

Afortunadamente, los líderes de Cushman & Wakefield se dieron cuenta de que, si digitalizaban sus vastas bases de datos, no tenían que recorrer físicamente las propiedades. En cambio, una nueva aplicación desarrollada por la empresa permitió a los corredores llevar las propiedades de venta y los vecindarios circundantes a los clientes.

Con una aplicación para aprovechar sus vastos almacenes de ventas y datos demográficos, los corredores podían recrear en 3D casi cualquier mercado geográfico. Al usar mapas inteligentes con vistas escalables, los corredores y los clientes podían hacer clic en puntos en los mapas inteligentes o en edificios individuales para encontrar información sobre tendencias de ventas, distritos fiscales y descripciones de propiedades individuales.

Cushman & Wakefield puede guiar a los clientes virtualmente alrededor de estructuras 3D, alejar la imagen para ver las cuadras de la ciudad en general o acercar la imagen para obtener perspectivas detalladas. Los clientes y los corredores pueden incluso «caminar» juntos por los edificios para ver los diseños y las comodidades reales.

Durante la pandemia, Cushman & Wakefield se centró en una transformación digital que permitió a la empresa convertirse en un asesor de mercado aún más inteligente y brindó a los clientes una forma de hacer negocios sin contacto físico. El directorio ha dicho que la aplicación, impulsada por motores GIS, no solo mantiene a los clientes, sino que también brinda nuevos negocios a la empresa.

  1. Los espacios de trabajo reconfigurados mejoran la salud y los resultados

A medida que el coronavirus se propagaba por el mundo, muchas empresas intentaron seguir adelante con fuerzas laborales parciales y reglas de distanciamiento seguro.

Pasó que algunas oficinas fueran lugares incómodos para tratar de realizar negocios, ya que los gerentes experimentaron con diferentes procesos y los recursos humanos reorganizaron los espacios de trabajo para cumplir con los estándares de distanciamiento social.

Una vez más, la digitalización de la información empresarial, tales como el diseño de los espacios de trabajo, condujo a soluciones. Al mapear el espacio de trabajo interior de los edificios, los especialistas en información pudieron utilizar la inteligencia de ubicación para analizar los espacios de trabajo y encontrar la mejor disposición de escritorios y cubículos, que equilibre la seguridad de la salud con los esfuerzos cooperativos necesarios.

La tecnología de ubicación también puede realizar un seguimiento del tráfico peatonal en la oficina y en los espacios más públicos del edificio, y luego sugerir formas de reducir los costos operativos a través de sistemas automatizados que apagan las luces y facilitan el apagado de la calefacción y el aire acondicionado en áreas de bajo uso.

Las empresas pueden tomar mapas digitalizados del interior de un edificio y agregar un sistema de sensores que detecte el tráfico peatonal y las necesidades de mantenimiento. Los equipos de TI hacen posible que los sistemas automatizados enciendan las luces y el aire acondicionado un poco antes de las reuniones para asegurarse de que los asistentes se sientan cómodos sin desperdiciar energía.

Si los sensores detectan fugas de agua u otros problemas, el sistema puede alertar a los administradores de las instalaciones e incluso solicitar proveedores de servicios aprobados previamente. Dar acceso al personal de servicio y reparación a al menos parte del sistema de mapeo interno también minimiza el tiempo perdido cuando un proveedor no puede encontrar el camino al área o al equipo en cuestión.

Esos mismos mapas inteligentes también pueden guiar a los visitantes a sus destinos.

  1. Las empresas de manufactura se adaptan a los protocolos de seguridad

La inteligencia de ubicación apoya a las empresas de manufactura con el distanciamiento social y el seguimiento del estado de salud de los empleados. Ayuda a los gerentes a comprender cómo agregar flexibilidad a los procesos de fabricación.

Los mapas inteligentes de las instalaciones de manufactura pueden mostrar la mejor ubicación posible de los trabajadores en las oficinas y salas de reuniones para mantener a todos a una distancia segura sin dejar a algunas personas en completo aislamiento social. Para aquellos en la línea de fabricación, puede haber menos espacio para la flexibilidad, ya que muchos equipos y maquinaria están fijos en su lugar.

Sin embargo, por ejemplo, si partes del ensamblaje o las operaciones de empaque son móviles, entonces la inteligencia de ubicación puede ayudar a encontrar habitaciones y áreas abiertas donde sea posible trabajar con la distancia social adecuada y / o colocar paredes temporales o límites de plexiglás para proteger trabajadores.

La inteligencia de ubicación también puede realizar un seguimiento del estado de salud de los trabajadores en tiempo real y monitorear los flujos de datos que muestran cómo la COVID-19 está afectando las áreas cercanas a la planta de fabricación o los vecindarios donde viven los empleados. Con advertencia previa, los gerentes de personal pueden bloquear o limitar la propagación entre compañeros de trabajo.

  1. Equilibrar la necesidad de oficinas corporativas con trabajadores en casa felices y eficientes

Lo que comenzó como un ajuste al flujo de trabajo durante la pandemia puede terminar como una inversión en responsabilidad social corporativa, respaldada por la inteligencia de ubicación y por gerentes alertas a una “nueva normalidad”.

Tomemos, por ejemplo, a las personas a las que se les pide que trabajen desde casa durante los confinamientos, que emplean menos tiempo en los desplazamientos y menos dinero en guarderías. En otras palabras, algunos empleados se han vuelto más eficientes y felices con la nueva forma de trabajar.

Por supuesto, las empresas inteligentes también se dan cuenta de que las sedes nacionales y las oficinas regionales y locales han impulsado el éxito empresarial por razones que todavía se aplican a los mercados actuales. Esas oficinas forman centros de talento concentrado donde pueden surgir grandes ideas entre colegas que trabajan en el mismo espacio. Además, muchos clientes sienten una sensación de comodidad y seguridad al saber que están haciendo negocios con un lugar que pueden visitar: una oficina donde pueden ver un negocio vibrante en movimiento.

Al mismo tiempo, nuevos estudios revelan que las personas que trabajan en casa son entre un 15% y un 45% más productivas que cuando están en la oficina. Eso plantea la cuestión de cuántas personas se necesitan en la oficina porque el alquiler y la gestión de las instalaciones suelen causar grandes gastos, solo superados por el personal. Cuanto más pequeño sea el plano de planta, menor será el costo.

Para acomodar a menos trabajadores o a aquellos que solo vienen a la oficina ocasionalmente, las empresas están creando escritorios compartidos que los empleados pueden reservar online para los días en que deben ingresar. Una idea de actualidad es permitir que los empleados pasen menos tiempo en la oficina, pero planificar más eventos en oficina que fortalezcan los lazos personales y mantengan a los empleados en contacto con la cultura corporativa.

  1. Las líneas de suministro se mueven con nueva resiliencia

La pandemia creó una tensión inmediata en muchas cadenas de suministro, ya que las enfermedades y los bloqueos obstaculizaron la producción y el envío.

Las empresas aprendieron rápidamente que ya no bastaba con tener un cronograma de pedidos estrictamente mantenido y fechas de entrega previstas. Eso podría tener sentido durante tiempos normales, pero una vez que se rompe un eslabón de la cadena, toda la operación corre el riesgo de fallar.

En cambio, las empresas aprendieron a buscar fuentes de respaldo de materias primas y productos para crear resiliencia, así como aprender a administrarlas y monitorearlas a través de los GIS. La construcción de esa nueva capacidad de recuperación hace que sea necesario crear sistemas de seguimiento más complejos, que no solo anoten la ubicación de los envíos, sino que también muestren la disponibilidad de materias primas y piezas fabricadas de otras fuentes y rutas alternativas.

Eso llevó nuevamente a digitalizar más información y a conectar datos a tableros GIS que muestran qué tan rápido se agotan y reabastecen los suministros en sus fuentes y qué tan rápido se mueven de los estantes minoristas. Un tablero de control fácil de usar puede enviar alertas cuando los materiales o el transporte bajan por debajo de una cierta tasa.

  1. La innovación prospera para mantener viva la empresa

Una lección aprendida por las empresas el año pasado es que la innovación puede no curar la próxima crisis, pero puede ayudar a aliviar las dificultades, así que espere que los procesos de trabajo cambien. Las respuestas a la COVID-19 han tomado muchas formas, desde tableros de control impulsados por GIS que rastrean la incidencia de enfermedades y dónde se propagan, a una aplicación que permite que los negocios vuelvan a funcionar en medio de los confinamientos generalizados.

La aplicación, conocida como Open Restaurants, funciona con GIS y es administrada por la ciudad de Nueva York. Se puso a disposición de los comensales interesados en junio, después de que la ciudad permitió que los restaurantes tuvieran asientos al aire libre. La aplicación, que ahora incluye casi 10,500 restaurantes, permite a los usuarios buscar por código postal y si el establecimiento sirve alcohol. La aplicación también tiene un enlace a los formularios que un restaurante puede completar para registrarse y ser incluido en el programa.

La idea detrás de la iniciativa de restaurantes abiertos era permitir que los bistros y cafés ofrecieran cenas al aire libre, que se considera una alternativa más segura que comer dentro de un restaurante durante la pandemia. Al mismo tiempo, la flexibilización de las restricciones de cierre ayudó a estimular negocios muy necesarios.

A fines de septiembre, la ciudad estimó que el programa de restaurantes abiertos, ayudado por la popularidad de la aplicación, había atraído suficientes negocios para salvar 90,000 empleos en la ciudad. Y estaba funcionando tan bien que la ciudad decidió hacer que el programa fuera permanente y para todo el año.

Las ciudades y condados de los EE. UU. emplearon la misma tecnología GIS para encuestar a los negocios locales y presentar tableros en línea que guían a los residentes hacia los recursos y ayudan a mantener a flote los restaurantes y las tiendas de comestibles.

La inteligencia de ubicación no pretende ser una panacea, pero su vasta capacidad, poder analítico y variedad infinita de usos significan que, sin duda, se confiará en ella durante la recuperación, y en caso de que surjan nuevas crisis económicas.

 

Helen Thompson

Forbes

comentarios

0